Conoce Lo Que Puedes Hacer Si Afrontas Una Cobranza Judicial

¿Tienes una deuda por recibir algún servicio o por adquirir algún bien? ¿Mantienes una factura por pagar que no has saldado? Si no es saldada en el plazo estipulado, la empresa o el prestador del servicio cuentan con mecanismos para que el cliente honre su deuda. En el caso de que el cliente no cancele el monto adeudado, el acreedor puede, como última instancia, realizar una cobranza judicial. Si te ves en la situación de ser un cliente moroso y enfrentas una demanda por deudas no pagadas, entonces debes buscar asesoría experta. Una empresa de cobranza puede actuar como intermediario con tu acreedor, Cobranza Online, ofrece un servicio integral de cobranza que incluye la vía judicial. 

La Importancia De Evitar Una Demanda  

Si por alguna razón no has cumplido con una deuda contraída es posible que seas objeto de una demanda judicial. En general, se trata de un proceso largo, el cual:

  • Afecta gravemente tu historial crediticio.
  • Puede resultar (según el monto de la deuda) en el congelamiento de tus cuentas bancarias, el embargo de tus bienes, propiedades e incluso de tu salario.

Además, es importante que tomes en cuenta que cuando una deuda es llevada a cobro judicial el monto de la misma se incrementa por concepto de gastos administrativos, intereses de mora y honorarios de abogados. 

Pero, ¿Qué Es Una Cobranza Judicial? 

La cobranza judicial es una demanda que entabla un acreedor en contra de un deudor ante un tribunal cuando no se cancela una deuda en el plazo establecido. Es decir, el incumplimiento en el pago permite al acreedor iniciar un juicio en contra de la persona morosa.

Lo primero que debes hacer si has sido demandado por deudas es acudir con un abogado para que analice tu caso y determine las posibilidades de defensa aplicables. En esta situación no existe un único procedimiento de cobranza; la forma en que se desarrollará el proceso depende del título que respalde la deuda y puede dar lugar a un juicio ejecutivo, sumario u ordinario. En el juicio ejecutivo los plazos para la presentación de pruebas y alegatos son más reducidos que en un juicio ordinario.

Ten presente que el plazo para responder a la demanda es breve y contestar de forma oportuna es el primer y más importante paso en el juicio. De no responder a la demanda dentro del lapso que establece la ley, no habrá manera de presentar tus alegatos y el demandante puede ganar el juicio. 

En conclusión, la manera más fácil de evitar un embargo, es reconocer la cuenta pendiente y negociar con el acreedor la mejor manera de saldar la deuda. De esta forma, evitarás un proceso largo y mucho más costoso que el monto inicial de la factura por pagar.

¡Contáctanos!

Ser sometido a una cobranza judicial implica afrontar un proceso largo y oneroso que afecta tu historial de crédito. Si deseas mantener buenas relaciones comerciales evita acumular facturas por pagar. Cobranza Online, ofrece alternativas para servir como intermediario con tu acreedor. ¡Contáctanos hoy!