Mi cliente dice que se va a quiebra, ¿Qué hago?

Puede suceder en cualquier momento. Tienes facturas pendientes por cobrar y uno de los clientes informa que su empresa se declara insolvente. Este proceso legal otorga cierta protección contra acreedores y facilita a la empresa reunir el dinero necesario para pagar las deudas. Sin embargo, representa un serio problema para clientes y proveedores, que esperaban la entrega de un producto o recibir el pago acordado por servicios prestados. En el caso de pequeñas y medianas empresas, la quiebra de un cliente también puede significar el fin de su negocio. En CobranzaOnline.com te explicamos los pasos a seguir cuando enfrentes esta situación.  

Entonces ¿Qué debes hacer si eres un proveedor?

Cuando una empresa se declara en una situación de insolvencia, inicia un procedimiento según la Ley 20.720 de insolvencia y reemprendimiento, conocida como la “Ley de Quiebra”. Este procedimiento permite la reorganización de la empresa y brinda a su dueño la oportunidad de saldar sus deudas mientras trabaja con los acreedores de manera justa. Si no es posible salvar la empresa se procede a su liquidación. 

Es importante recordar que si la empresa es liquidada el dinero que se obtiene se distribuye entre sus acreedores en orden preferente. Se empieza con el salario de los empleados para seguir con la cancelación de impuestos, cuotas de seguridad social, pago a instituciones crediticias y préstamos hipotecarios.

El  dinero restante, si lo hay, es para pagar a los proveedores de bienes y servicios de la empresa afectada. En última instancia se atiende a los clientes que, la mayoría de las veces, resultan los más perjudicados al no recibir ninguna compensación.

Esta realidad obliga a ser precavido y estar preparado si quieres proteger tu negocio. Verificar el historial crediticio de tus clientes antes de iniciar una relación comercial es el primer paso para minimizar el riesgo de perder tu dinero. Si ya existe la relación y un cliente con deudas pendientes entra en proceso de reorganización o liquidación debes actuar con rapidez.

¿Cómo afrontar la quiebra de un cliente?

Se debe corroborar la verdadera situación del cliente, no solo asumir que lo que dice es verdad. Si afirma estar en quiebra o reorganización, debes validar que la empresa en cuestión cuente con un proceso activo en el Boletín Concursal. Puedes conocer este dato en este artículo: ¿Cómo saber si mi cliente está en reorganización o liquidación?

Si efectivamente se encuentra en el Boletín, debes revisar en detalle la fecha en la que se emitió  la resolución de reorganización o liquidación. Dependiendo de la situación en la que esté tu cliente, como proveedor, necesitarás tomar distintas acciones. 

¿Tu cliente se encuentra en Reorganización Concursal?

La reorganización es un procedimiento judicial en el cual la empresa reestructura sus activos y pasivos, y llega a nuevos acuerdos de pago con todos sus acreedores con ayuda de un veedor nominado ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento.

En este procedimiento existe un plazo de 8 días para verificar créditos, que son todas las deudas que mantiene la empresa. Es importante tomar contacto con tu cliente y verificar si estás incorporado en la nómina de acreedores. 

¿Tu cliente se encuentra en Liquidación?

La liquidación voluntaria o forzosa es un procedimiento judicial en el cual se realiza la venta de los bienes de la empresa, con el objetivo de pagar a sus acreedores. 

En este procedimiento existe un plazo de 30 días corridos desde que se emite la resolución de liquidación para verificar créditos. Al igual que en la reorganización, debes tomar contacto con tu cliente y validar que estes incorporado en la nómina. En caso de no estar en la nómina la probabilidad de recupero baja considerablemente. 

Ya sea que el cliente se encuentre en proceso de reorganización o liquidación, es recomendable emitir una Nota de Crédito para que las facturas pendientes no representen un ingreso en tu contabilidad.

El mejor aliado de tu empresa

La pandemia del COVID-19 ha llevado a muchos negocios a una situación económica insostenible y en no pocos casos a la bancarrota.  Ante la caída de las ventas y el aumento del nivel de morosidad, las pequeñas y medianas empresas corren mayor riesgo de ver afectado su funcionamiento. CobranzaOnline.com te informa paso a paso lo que debes hacer ante la quiebra de alguno de tus clientes morosos.